Todo lo que hay que saber para una reforma integral del hogar

Encarar una reforma integral del hogar es un proceso sin dudas complejo, el cual requiere de una buena organización de las tareas, conocer un buen número de nociones fundamentales, así como de la colaboración de todos los integrantes de la vivienda. Lo cierto es que para concretar el sueño de remodelar nuestra casa hay que atravesar un camino en el cual no todo es color de rosas. Contar con información y asesoramiento es siempre una buena forma de transitar este sendero de un modo más armonioso.

Una buena aliada durante una reforma integral es una empresa guardamuebles que ofrezca bauleras sin contratos de largo plazo. De esta forma, podremos llevar a este espacio los muebles y otras pertenencias que deseemos cuidar durante la reforma. Es fundamental chequear la experiencia de esta empresa y consultar por ítems deseables como la disponibilidad de las llaves de acceso a las bauleras, los sistemas de vigilancia y seguridad disponibles, o la posibilidad de descargar los muebles en un estacionamiento interno.

Junto con la elección de un depósito, que podemos pensar entre los pasos primarios, es de suma importancia establecer con claridad las necesidades y deseos para la reforma integral de la vivienda. Es fundamental tomarse el tiempo necesario para diagramar un plan detallado: ¡nunca están de más las listas de tareas! La misma debería incluir prioridades y ser lo más detallada posible. Una vez realizado este paso, hay que pensar en la nueva distribución de los espacios. Si usted llega a la entrevista con un arquitecto, es un gran avance que ya tenga en claro estos puntos.

Naturalmente, al conversar con profesionales y contarle sus deseos para la nueva vivienda, es muy posible que surjan algunos cambios necesarios. Por ejemplo, usted quiere ubicar el baño en un sector en el cual no conviene por cuestiones relacionadas a la instalación de cañerías. Otro ítem cardinal es tener muy en claro cuál es el presupuesto máximo: esto ayudará a ser realistas a la hora de pensar la reforma y sus alcances.

En las primeras entrevistas con un arquitecto o un estudio de arquitectura, los profesionales del rubro sabrán asesorarlo respecto a las licencias que deben ser contratadas para una reforma, las normas y obligaciones que derivan de este proceso (como por caso la comunicación debida a los vecinos), y la firma de contratos y garantías.

Es siempre una buena idea pedir más de un presupuesto para comparar y escoger el más adecuado y ajustado a sus necesidades; en este punto hay que tener en cuenta que no siempre hay que elegir el más barato sino aquel que genera mayor confianza. Como sabemos, en ocasiones las reformas suelen dilatarse más tiempo del esperado. Así, escoger al profesional más serio y experto es el camino más seguro para que la refacción del hogar avance hacia buen puerto.

Por último, es clave que usted tenga una participación activa en la reforma de su hogar. No se trata simplemente de delegar, marcharse 15 días y regresar a una casa nueva. Es de suma importancia que usted interactúe con los arquitectos en el desarrollo de la obra, un verdadero work in progress en el cual hay que saber aconsejar a tiempo. Será mucho mejor cambiar los azulejos de una cocina cuando se instaló uno solo, que hacerlo cuando ya se hizo el trabajo completo.

Como vimos, no son pocos los aspectos a tener en cuenta. Desde la importancia de contar con un depósito eficiente (ver más al respecto aquí), pasando por la importancia de siempre firmar un contrato previo, hasta la importancia de contar con las licencias y los permisos necesarios para la reforma. Cada paso es clave para que una refacción sea exitosa. Una vez más, ¡la información al poder!