Tendencias de la arquitectura comercial y publicitaria

Junto con los avances de las últimas dos décadas en términos de marketing y comunicaciones, que fueron provocados con el desarrollo de las tecnologías y el amplio avance de estas dentro del consumo de los más variados mercados del mundo, surge también una arquitectura que tiene por objeto satisfacer la necesidad de marcas y empresas de poder expresar el mejor contacto entre el cliente y el producto.

arqcom

Las tendencias dentro de ésta especialidad de la arquitectura posee diversos puntos de vista predominantes, a continuación haremos una breve síntesis sobre los más importantes:

Vintage: especialmente se observa este tipo de diseños en tiendas de indumentaria femenina y cosmética, donde observamos el uso de arañas, y trazos de construcción altos utilizando colores limpios, aberturas de tamaño mediano, y mucho glamour en la decoración.

Minimalismo: Sobre todo lo podemos observar en los grandes centros de compras, donde se busca mayor funcionalidad para que el cliente que recorre el shopping no se sienta “atacado” por la cartelería. Mientras que dentro de cada uno de los locales de este tipo de mega puntos comerciales, la decoración es de la más variada.

Brutalismo: El brutalismo, con el toque robusto y elegante se ha tornado en la personalidad empresaria y tangible de aseguradoras y oficinas jurídicas y contables

arcom--Además de las principales tendencias que acabamos de ver, se encuentra la integración de la publicidad dentro de la comercialización de las empresas y que se funde rápidamente con la arquitectura. La cartelería, el uso de jardines verticales, y sobre todo las mega-pantallas alimentadas por paneles fotovoltaicos son algunos de los elementos más demandados por las marcas y firmas comerciales, que suelen generar retos en los arquitectos, debiendo encontrar proveedores de servicios de este tipo de productos que hasta el momento resultan de lo más novedosos.

Ya hemos conversado sobre los principales estilos y elementos, pero también debemos enfocarnos sobre aquello que los mercados demandan con mayor frecuencia y que conforma uno de los principales puntos a resolver por parte de los profesionales de la disciplina arquitectónica:

Incorporación de la naturaleza dentro de la estructura de las instalaciones: desde elementos como agua, cuadros vivos, jardines verticales con la función de cartelería, y presencia de peces, flores y mucha luz natural, hacen a los pedidos más usuales de las marcas y empresas para sus espacios de venta de productos y servicios. Nada fácil, sobre todo con la necesidad de optimizar materiales y de generar ahorro de energía, además de proporcionar la mejor sensación en cada uno de los visitantes del punto comercial.

Manejo del espacio y la luz: Con el crecimiento de las grandes ciudades, los espacios son cada vez más caros y mucho más difíciles de encontrar. Por lo general se intenta proporcionar diseños que sean amplios (aun en habitaciones pequeñas) intentando ingresar siempre luz natural y trabajando la sensación de amplitud mediante techos altos y decoración mediante espejos y enfoque de pintura lineal.

Vidriera vs intimidad: Se está tornando una costumbre cada mes más utilizada, el hecho de que muchos negocios de venta de productos (sobre todo, aquellos orientados a público de mayor calidad adquisitiva) generan espacios que casi no poseen vidriera, simplemente un frente robusto y que ofrece la idea de una estructura de difícil ingreso y para nada accesible, lo cual genera una de las muchas maneras que poseen las firmas para tangibilizar el alto precio de sus productos.
Un ejemplo claro de este tipo de casos, corresponde a los diseñadores de alta costura y los espacios de venta de habanos y vinos de autor. Cuanto más alto sea el precio, menos visión extra-interior encontraremos, y es por esta razón que muchos rubros buscan copiar esta técnica para darle a su negocio una sensación elitista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *