Consejos de arquitectura e iluminación para centros de estética

Al momento de iniciar un emprendimiento en el área de estética y belleza es crucial contar con algunos consejos o tips para resolver la arquitectura, el diseño y la iluminación del local que se utilizará para desarrollar la actividad comercial. En ese punto, un profesional capacitado puede resolver muchos problemas y acercar soluciones que se traduzcan en un mejor resultado final y en un importante ahorro económico. Te dejamos a continuación los aspectos más importantes a considerar en la arquitectura y la iluminación de un espacio de estética y belleza.

¿Qué objetivo prioritario se debe perseguir? Lo más importante es combinar un diseño atractivo, para crear un espacio en el que las personas deseen ingresar y permanecer, con una distribución y equipamiento que garanticen comodidad, confort y seguridad. Si se logran integrar todos estos conceptos, un centro de estética en Morón (ver mas info en Probella) o en cualquier otra localidad podrá posicionarse adecuadamente dentro de un segmento con una fuerte competencia.

Según los especialistas en arquitectura comercial, el primer paso es disponer de un plan de negocios que  clarifique los objetivos de marketing del centro de estética, ya que posteriormente el diseño arquitectónico debe ir de la mano con esa planificación. Cuestiones como el logo, los colores a emplear o el tipo de iluminación estarán directamente ligadas al concepto que se haya elaborado a partir de la idea del emprendedor.

Una vez definido el plan de negocios, los expertos creen que es necesario apuntar la búsqueda hacia  locales a estrenar o relativamente nuevos. ¿Por qué? Principalmente porque dispondrán de sistemas eléctricos y cableados con poco uso, permitiendo un considerable ahorro económico. Aún si los valores de compra o alquiler son más elevados que en un local más antiguo, el ahorro será significativo frente a la necesidad de renovar por completo la instalación eléctrica.

No se puede dejar de considerar que la electricidad es un aspecto vital en un espacio de estética y belleza, debido a los aparatos e insumos a utilizar en la actividad diaria. Además, los arquitectos especializados aconsejan incorporar un sistema eléctrico de calefacción y no apostar al gas, por un lado porque resulta más seguro y también porque estiman que la tendencia se orienta a suprimir el uso del gas.

Los espacios a utilizar en un centro de estética en Moreno (https://www.probella.com.ar/moreno/), por ejemplo, siempre deben ser rentables.¿Qué significa esto? Que no servirá contar con un local demasiado grande si la actividad no lo justifica, siendo lo habitual incorporar una recepción con sala de espera, gabinetes para los tratamientos a realizar, baños para personal y clientes y una oficina para los trámites y la actividad administrativa.

Los arquitectos también aconsejan efectuar las divisiones internas con paneles u otros sistemas en seco, evitando problemas relacionados con una obra como la suciedad o los plazos de tiempo extensos. Otra ventaja es que se facilitan las reparaciones o cambios que deban realizarse en el futuro en cuanto a las redes de agua y electricidad.

Con respecto a la iluminación, el punto más importante es definir ciertos espacios a resaltar y no iluminar en exceso el local. Solamente deben iluminarse las zonas que lo requieren, tratando de captar la atención de los clientes y priorizando los servicios que se buscan comercializar. Una buena idea es darle protagonismo a las gráficas institucionales con información sobre promociones y ofertas, por ejemplo.

También se considera conveniente utilizar luces LED y una iluminación cálida, para de esta manera lograr una ambientación acorde con un espacio que debe buscar la relajación y la comodidad. Por su parte, en el interior de los gabinetes es imprescindible potenciar la iluminación en las zonas específicas de trabajo que utilizarán los profesionales.

Cómo iluminar adecuadamente los espacios en un centro comercial

Diseñar la iluminación de un centro comercial va mucho más allá de cumplir con las normativas vigentes en lo que se refiere a seguridad o de la mera necesidad de dar luz a los espacios disponibles; la apuesta de los especialistas debe ser la de crear ambientes atractivos a la vista, generar emociones a los visitantes, brindar valor añadido y generar ahorro de consumo y gastos de mantenimiento, eligiendo de manera adecuada cada una de las luminarias.

Una adecuada iluminación del centro comercial permite crear espacios agradables, así como potenciar la exposición de los productos que se ofrecen y de la publicidad que se expone; de esa forma se maximiza la permanencia de los clientes, lo cual se traduce en mayores ventas para los locatarios. Las franquicias disponibles (http://estcanudas.com.ar/franquicias-disponibles/)en cada uno de los locales tienen elaborados sus propios manuales de iluminación con este propósito, alcanzar una óptima exposición de sus productos y vender más. Por ello, el proyecto de iluminación no debe estar limitado a cubrir la cuestión funcional de permitir la visión y orientación de las personas sino, más bien, englobar varios aspectos que generan una experiencia de compra agradable y estimulante para el visitante.

Para lograrlo, es preciso conocer al público objetivo al que se desea atraer. En líneas generales, un centro comercial es un espacio orientado a recibir a todos los miembros de la familia, sin embargo, los espacios están distribuidos para captar a cada uno de ellos de manera individual; por ejemplo, la iluminación diseñada para el área de los niños va a ser diferente a la que se determina en los espacios destinados para los locales de ropa para caballeros, y esta, a su vez, va a diferir de la establecida para el área de servicios o el patio de comidas.

Otro de los aspectos a tomar en cuenta al momento de definir la iluminación del centro comercial son los espacios en los que se suele congregar la mayor cantidad de gente, denominados espacios calientes, y aquellos en los que es preciso incentivar la circulación debido al bajo flujo de personas durante la jornada, denominados estos últimos, espacios fríos. Las luminarias elegidas para estos ambientes deberán emitir el color de luz adecuado para incitar la permanencia de los visitantes.   

Algunos centros comerciales están diseñados para aprovechar al máximo la iluminación natural, con techos abiertos, grandes ventanales o mamparas de vidrio que permiten el ingreso de luz durante el día. Otros, se preocupan por mantener una iluminación homogénea, lo más cercana a la luz del día, con el fin de brindar descanso a la vista de quienes pasan la mayor parte del tiempo en la edificación, como es el caso de los locatarios o personal operativo.

Por lo general, quienes ocupan los locales comerciales, que son empresas o inversionistas que han realizado la compra de franquicias (ver mas en Estudio Canudas), deben cumplir no solo con los lineamientos que establece el mismo centro comercial en materia de iluminación sino, también, con los establecidos por los propios franquiciados en su manual de arquitectura, a través de los cuales determinan sus propias especificaciones en lo que a iluminación de los espacios se refiere, siempre con el fin de optimizar la visualización de sus productos.

La tendencia en iluminación de centros comerciales está orientada a lograr una influencia positiva en el estado de ánimo de los clientes, es por ello que los especialistas toman en cuenta la calidez, intensidad y color de la luz a fin de brindar el máximo placer visual entre los visitantes. Los ingenieros en iluminación estudian la ubicación de las luminarias para lograr una mayor exposición de ciertos objetos dejando en un segundo plano a otros, disminuyendo las sombras y resaltando los productos con iluminación directa.

Los centros comerciales reciben a miles de personas todos los días; potenciales clientes en búsqueda de experiencias de compra positivas. El proyecto de iluminación es un factor de mucha importancia para lograr este efecto en las personas ya que, bien diseñado, permite transmitir sensaciones de bienestar y comodidad entre los visitantes.