Tipos y diseños en rejas de protección

Las rejas de protección han sido históricamente uno de los elementos infaltables en la arquitectura y el diseño de hogares y comercios, pero debido a la agudización de las problemáticas en cuanto a seguridad, su utilización y demanda ha crecido fuertemente en los últimos años. ¿Qué debemos tener en cuenta al momento de elegir rejas de protección para nuestros inmuebles? En principio es necesario conocer la amplia variedad de alternativas que existe en cuanto a diseños y materiales.

images (2)

El objetivo primordial de las rejas es dividir y separar ambientes. Las variedades destinadas a la protección del hogar o comercio se colocan a modo de división entre el interior y el exterior de la propiedad, por ejemplo en ventanas, puertas o patios, buscando incrementar la seguridad. En tanto, las denominadas rejas decorativas se emplean en el interior de los espacios, también con el propósito de dividir ambientes pero sin la necesidad de funcionar como un elemento que impida el acceso al inmueble. En consecuencia, en las mismas la función decorativa resulta más trascendente que en la tipología anterior.

Los modelos y diseños son innumerables, y siempre estarán en función de las necesidades, gustos y posibilidades económicas de los propietarios. Pero al visitar una fábrica de rejas podemos advertir también la presencia de tres materiales básicos: el hierro, el aluminio y el metal. Seleccionar el material adecuado para las rejas a instalar dependerá de la tipología y del uso, ya que algunos materiales son ideales para las rejas de protección, mientras que otros se lucen y brillan particularmente en las rejas de interior o decorativas.

No cabe duda que la opción clásica por excelencia son las rejas de hierro, que permite utilizar para su confección perfiles cilíndricos o cuadrados. Es más sencillo en este caso incluir complementos decorativos para resaltar la estética, sin afectar por eso la funcionalidad de las rejas. De esta forma, podemos encontrar intervenciones y personalizaciones en estos trabajos que los convierten en verdaderas obras de arte, aprovechando el desarrollo histórico de la herrería y la belleza de sus creaciones. Vale destacar también su durabilidad.

En cuanto a las rejas realizadas con aluminio o acero, tienen como principal ventaja que necesitan un menor esfuerzo de mantenimiento, sin que por eso disminuya la seguridad. Por supuesto, no ofrecen tantas alternativas a nivel decorativo como sucede en el caso de las rejas de hierro. La tercera posibilidad son las rejas de metal desplegado, que destacan por su escaso peso y elegancia, como así también por la gran seguridad que ofrecen al confeccionarse sin la necesidad de emplear uniones o soldaduras. Sin embargo, suelen ser bastante más onerosas.

Por último, la tendencia contemporánea por excelencia son las rejas plegables, que combinan acero y aluminio. Permiten utilizar aberturas en distintos sectores, con la ayuda de candados o cerraduras. Su diseño garantiza máxima seguridad. ¿Ya has elegido la mejor opción para tu propiedad? Con esta información podrás analizar en profundidad y seleccionar la alternativa más conveniente.